Los túneles secretos de la Plaza Mayor de Madrid

La plaza Mayor de Madrid es uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad. Es una plaza porticada declarada Bien de Interés Cultural, se accede a ella a través de 10 entradas situadas en sus 4 lados y desde su creación ha servido de escenario para grandes eventos municipales. ¡Ah! Y cuenta con numerosos túneles subterráneos que hoy en día se utilizan como cuevas comedor por los restaurantes de la zona. ¿Quieres saber el origen de estos túneles?

La Plaza Mayor esconde muchos secretos, unos a ras de suelo otros como ya hemos dicho se encuentra bajo el asfalto. A ese nivel, la plaza esta comunicada con túneles, galerías, pozos que no parecen tener fondo y falsas puertas que quien sabe dónde iban a parar, y que seguramente fueron compartidos por reyes, amantes, militares, bandidos y prisioneros de épocas remotas.

Cuenta la historia, que los túneles de la plaza eran bien conocidos por el héroe local Luis Candelas. Para los qué no lo conozcáis, era un ladrón que, sin derramar una gota de sangre, esquivaba a la policía de pasadizo en pasadizo ayudado por supuesto por anfitriones de los edificios de la calle San Miguel y Cuchilleros.

Actuaba con el sobrenombre de Don Luis Álvarez de los Cobos, para pasar desapercibido entre la nobleza madrileña y ganarse así su confianza. Cuando ya estaba introducido en el grupo y era considerado uno más, les robaba para luego repartir sus ganancias entre los pobres. De ahí el apodo del “Robin Hood madrileño”.

Hoy, los escondites por los que huía se han convertido en cuevas donde los restaurantes tienen sus comedores. Gustos Madrid, situado en la esquina suroeste de la plaza, al lado del Arco de Cuchilleros, cuenta con una de ellas adaptada con decoración moderna y cálida. Un espacio único donde podrás degustar tranquila y cómodamente de una de nuestras paellas.