¿Hay que lavar el arroz antes de cocinarlo?

Cocinar el arroz no es tarea fácil. Hay muchas dudas que nos recorren la cabeza cada vez que entramos en la cocina para preparar un arroz: ¿Cuánto tiempo necesita de cocción para que no se me pase?, ¿Qué tipo de arroz es mejor para la paella?, ¿Cuánto arroz por persona necesito? Pues bien, hay algunas dudas que ya las hemos ido resolviendo en este blog, pero hoy queremos centrarnos en una pregunta en concreto: ¿Hay que lavar el arroz antes de cocinarlo?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) la respuesta es sí, pero solo dependiendo del plato que vayamos a preparar. El motivo es muy sencillo. Lavándolo eliminarás el almidón superficial y el grano quedará más suelto cuando vayas a cocinarlo. De esta manera, lavar o no el arroz influirá directamente en su tiempo de cocción y en su resultado final: Cuanto más almidón, más cremoso y pegajoso quedará el arroz, cuanto menos, más suelto y seco.

Cuando el arroz se lava pierde parte de su capacidad para alcanzar una mayor densidad, cosa que resulta conveniente cuando vamos a preparar una paella o un arroz blanco, cuyo éxito radica en que el grano este suelto, al dente y sin líquido. En cambio, si vas a cocinar un risotto o un arroz caldoso, no lavar el grano es la mejor opción, ya que lo que buscamos con estos platos es que el grano quede untuoso y más espeso.

Otro punto a tener en cuenta es que no todos los tipos de arroz tienen la misma cantidad de almidón. Por ejemplo, los de grano mediano o largo como el basmati o el jazmin tienen una cantidad de almidón moderada, por lo tanto, es más recomendable usarlo para tipos de platos con arroz seco. Los de grano corto como el arborio o el carnaroli tienen mucho más almidón y por eso son perfectos para un buen risotto.

Otro truco para que el arroz quede más suelto es pasarlo por agua una vez cocido. Puedes hacerlo usando un colador y lavarlo con agua fría, removiendo bien para que se separen los granos. También puedes echar un poco de limón al agua durante la cocción, que ayudará a que los granos queden sueltos y el arroz más blanco. Pero como todo, lavar o no el arroz también depende de nuestros gustos personales. Así que pensad en la receta que queréis hacer y en como os gusta a vosotros y poneros manos a la obra 😊