Errores comunes al hablar de paella

La paella es un plato popular y controvertido a partes iguales. Es una receta que levanta pasiones, pero también genera discusiones entre familiares y amigos. Que si los ingredientes que utilizamos para prepararla, el tipo de arroz, si la comemos en plato o directamente de la paellera, que si para comer o para cenar….

Como hemos dicho en otros posts, hay tantas formas de hacer paella como gustos de sus comensales. Eso sí, hay una serie de errores comunes que debemos evitar:

  • Error 1. El socarrat no es obligatorio. Meeeec! El socarrat es imprescindible e intocable, siempre que no pase de socarrat a quemado.
 
  • Error 2. La paella por la noche es indigesta. Meeeec! Estamos delante de otro gran error. Y para dar respuesta citamos las palabras del chef con estrella Michelin Quique Dacosta: “Comer arroz por la noche no tiene ningún tipo de efecto pernicioso. Si a veces consideramos que un plato de paella trae una digestión pesada es porque el aceite con el que se ha elaborado estaba recalentado o incluso quemado”.
 
  • Error 3. Gastarse mucho en marisco y poco en arroz. Se suele pensar que si el marisco (o carne) que lleva una paella es de buena calidad, la paella va a salir buena. Cierto es que son ingredientes indispensables y que, por supuesto tienen que ser buenos, pero a veces nos olvidamos que la paella es un plato de arroz. Y por eso, si escatimamos esfuerzos en elegir la mejor variedad, el resultado dejará mucho que desear, aun teniendo las mejores gambas.
 
  • Error 4. La obsesión en que el grano quede suelto. Tendemos a obsesionarnos por el “que no se pase el arroz” y esta dura obsesión hace que a menudo nos quedemos cortos de cocción. Según los expertos la clave está en conocer el grano que se está usando y saber sus tiempos de cocción y su capacidad de absorber el caldo.
 
  • Error 5. La polémica de los ingredientes. No vamos a entrar en detalle porqué nos daría para escribir varios posts, pero solo diremos que, para los más estrictos, paella es solo arroz con garrofón, tomate, judía verde plana, pollo, conejo, sal, aceite de oliva, agua y azafrán. Para nosotros la paella puede ser de carne, de marisco, de verduras o mixta. Para gustos los colores 😉
 
  • Error 6. El vino blanco es el que mejor marida con la paella. Meeec! Otro error. Cierto es que un vino blanco joven o seco siempre acompaña bien a una paella de marisco o verduras, pero un rosado semi seco fresquito también puede quedar perfectamente.